¿Gran Negociación o una Gran Pérdida?

GNOGP

¿Gran Negociación o una Gran Pérdida?

Publicado en el Boletín Alumní – Diciembre 2016

Puedes haber hecho una excelente negociación y estar en la empresa de tus sueños, sin embargo ten presente que cerrando una negociación inicias un nuevo proceso y tienes que manejar tu adaptabilidad eficazmente. Así como hay procesos exitosos, hay también de los otros y muchas cosas pueden suceder, y esa excelente negociación podría convertirse en una gran pérdida.

Alfredo, un joven ejecutivo que tenía una interesante posición en una empresa del sector turístico con un futuro prometedor y ganaba S/, 12,000, se vio subyugado por una oferta para una posición gerencial en un sector desconocido para él, con un ingreso de S/ 20,000. Le ofrecieron que le darían una capacitación técnica permanente, sin embargo una vez que empezó el trabajo, las urgencias y la rutina, la ofrecida capacitación fue quedándose de lado y en cada reunión de gerencia y de directorio su participación era mínima por falta de conocimiento técnico, y como era fácil prever al cabo de 8 meses fue desvinculado.

Me visitó después de 3 meses para contarme su historia, quejándose un poco por la capacitación ofrecida y no cumplida y a la cual él atribuía la desvinculación. Lo invité a reflexionar un poco más sobre el asunto y llegamos a la conclusión que lo más adecuado hubiera sido contratar un Asesor pagándole S/2,000 mensual durante unos tres meses y el problema podría haberse solucionado. Con una simple operación matemática la gran negociación de S/, 64,000 más ganados durante 8 meses, se convirtieron en S/120,000 de pérdida, ya que posteriormente me enteré que estuvo 10 meses sin empleo.

El aceptar un nuevo trabajo nos obliga a hacer una autoevaluación previa y honesta de nuestro estilo de liderazgo y de capacitación técnica y si descubres algún punto débil, tienes que eliminarlo antes del primer día. Serán también necesarias otras acciones para lograr el éxito en el manejo de la carrera profesional y evitar así el temido descarrilamiento:

1. Desarrolla rápidamente relaciones productivas con tus compañeros y con tus superiores directos e indirectos, y stakeholders.

2. Asegura informarte sobre la cultura de la organización, revisando tus observaciones con un compañero o jefe.

3. Muestra algo de humildad. No te comportes como un sabelotodo, ni hagas alarde de logros pasados en otra organización.

4. ¡Celebra rápidas victorias, aunque sean pequeñas, para ayudar a construir tu credibilidad y si lo haces involucrando a un compañero, mejor!

5. Planifica reuniones regulares con tu Jefe durante los 90 críticos primeros días y demuestra que sabes escuchar y actuar.

6. Desarrolla un plan posterior a los 90 primeros días y revísalo con tu jefe, asegurándote que los dos estén alineados en los objetivos organizacionales.

La carrera profesional exige un cuidadoso seguimiento en cada una de sus etapas para evitar su descarrilamiento y seguir estos consejos pueden ayudarte a que cada una de las negociaciones que efectúes en tus nuevos puestos sean realmente una ganancia y no una gran pérdida.

Lucas Reaño – Gerente de Programas Institucionales, Consultor y Coach Ejecutivo LHH DBM

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *